lunes, 12 de julio de 2010

Devotos de la buena mesa




Este poema inspiró el título de mi nuevo blog.Pertenece a Nicanor Parra.Aquí va:



Epitafio

De estatura mediana,
Con una voz ni delgada ni gruesa,
Hijo mayor de profesor primario
Y de una modista de trastienda;
Flaco de nacimiento
Aunque devoto de la buena mesa;
De mejillas escuálidas
Y de más bien abundantes orejas;
Con un rostro cuadrado
En que los ojos se abren apenas
Y una nariz de boxeador mulato
Baja a la boca de ídolo azteca
-Todo esto bañado
Por una luz entre irónica y pérfida-
Ni muy listo ni tonto de remate
Fui lo que fui: una mezcla
De vinagre y aceite de comer
¡Un embutido de ángel y bestia!

4 comentarios:

EDUARDO dijo...

Este poema de Nicanor, lo retrata de cuerpo entero, sin dejar de lado ninguna de sus hilachas geniales.

Mónica Alvarez Lama dijo...

Sí Eduardo,una perfecta mezcla en la cual los opuestos intentan convivir en uno solo.
Gracias por tu visita.

ESIP dijo...

Aquí va un aporte para el blog:
http://www.youtube.com/watch?v=IMQ43CT9ggc

Mónica Alvarez Lama dijo...

Gracias.Estoy aprendiendo a usar mejor las herramientas.Ya incorporaré videos de Youtube y otros.