lunes, 12 de julio de 2010

Charquicán







Algo de historia del Charquicán


Charquicán es una palabra de raíces amerindias, que pareciera originarse del quechua Charquikanka , que significa "carne seca a la brasa", o de la la fusión del quechua "charqui" y del mapudungun Cancan (asado), que significaría "carne seca asada".1 En ambos casos, el nombre haría referencia a la repugnancia que originalmente producía a los conquistadores españoles el charqui, al que consideraban carne cruda a pesar de estar deshidratada, y a la cual rostizaban para su consumo. La Real Academia de la Lengua acoge esta palabra para referirse a un guiso a base de charqui y zapallo típico del noreste de Argentina, Chile y Perú,2 sin embargo, las características de este plato divergen considerablemente en cada país, tanto en sus ingredientes como en su preparación.
En la localidad chilena de Peñalolen, el 11 de abril se celebra el "Festival del Charquicán", actividad dedicada por entero a la versión chilena de este plato.
Fuente Wikepedia.




Receta del charquicán

Sofreír 5 cdas. de ají dulce (ají color) en aceite , agregar cebolla picada en cubitos ,unos ajos machacados y otros aliños a gusto. Agregar ½ kilo de posta rosada picada en cubitos. Luego se incorporan 8 papas, 250 grs. de zapallo,3 zanahorias, 250 grs.de porotos verdes todo trozado en cubos. Se adiciona 1 ½ taza de agua y se cocina a fuego lento. Una vez cocidas,se machacan todas las verduras y se incorporan, dos tazas de choclo picado y 250 grs.de arvejitas nuevas.Se mezcla todo. Servir con un huevo frito encima y a disfrutarlo.

3 comentarios:

AleMamá dijo...

Me he anotado como una de las primeras devotas de tus ricas recetas explicadas en su origen, que es novedoso. Me has recordado un sitio de un argentino-siciliano llamado Paqualino (bastante malas pulgas) pero interesantísimo.
te lo dejo ahí
¡Buena navegación a tu nuevo sitio!

Mónica Alvarez Lama dijo...

Gracias Ale.Tú también sabes preparar buenas recetas.Probablemente también eres una devota de la buena mesa.

cefe dijo...

Es curioso...

En una de mis últimas novelas (próxima a editar, la protagonista, cocina un excelente charquicán. Ella -en uno de los diálogos- expresa que el mayor error que cometemos al preparar este guiso, es moler demasiado tanto las papas como el zapallo.