miércoles, 1 de febrero de 2012

Pastel de papas con pino de cochayuyo.



El cochayuyo, cachiyuyo, cochahuasca, son algunos de los nombres que recibe esta alga de color café, comestible, rica en yodo y que habita en la costa de los mares subantárticos, en Chile, Nueva Zelanda y el océano Atlántico Sur.

Esta alga ha sido uno de los recursos alimenticios de comunidades indígenas americanas durante siglos y hoy día forma parte de la gastronomía chilena.


De niña recuerdo que junto a mis hermanos odiábamos el charquicán de cochayuyo, pero como éramos comedores todo terreno, no nos quedaba otra que comerlo ya que el  ´´Come y calla´´ de mi padre era ley.
Varios años después vine a reconciliarme con este producto gracias a un delicioso pastel de papas que comí cocinado por Inés Lehuedé, quien era suegra de mi hermano.


Ingredientes

1/2 paquete de cochayuyo
1 kilo de papas
1 cebolla picada en cuadritos
1 tarro de crema tipo Nestlé
1/4 de queso para fundir rayado o para pizza
Ají merkén a gusto
2 dientes de ajo
Orégano a gusto
Aceite
Mantequilla
Sal


Preparación

Cocinar el cochayuyo en agua por 40 minutos.
Picarlo en trocitos
Freír en aceite la cebolla y agregarle ajo picado y las especies.
Agregar el cochayuyo e integrarlo bien al pino.
Cocer las papas para luego molerlas como puré y agregar sal a gusto y la crema.Reservarlo.
Enmantequillar una fuente y esparcir el pino de cochayuyo.
Agregar sobre el pino de manera uniforme el puré.
Espolvorear el queso por toda la superficie
Gratinar en horno convencional unos 10 minutos hasta que quede dorado
Servir


Este es el desafío de recetas chilenas planteado para este mes  por el:
http://buscadorderecetaschilenas.blogspot.com/









8 comentarios:

Rosita Vargas dijo...

Es un pastel que me encanta lo tengo publicado ,mi madre lo preparaba tan rico que nunca fuí regodiona,ahora en mi casa nadie me ecompaña,es una delicia,abrazos y abrazos.

Pilar dijo...

Nunca lo he comido, no era fan del cochayuyo y ahora hasta lo extraño.
Gracias por participar del desafío!

Anabella dijo...

Soy de las que aprendió a comer cochayuyo de grande y me encanta. De mediana me gustaba masticarlo crudo y seco. Después supe que así les daban a los niños durante la salida de los dientes, para que mordieran.
Rico tu pastel con cochayuyo!

Vare//. dijo...

Qué tal Mónica! n_n no había visto con tanto detalle tu blog, está interesante... que rico la idea de hace el pastel de papas con cochayuyo, a mi me encanta...
Al parecer las dos utilizamos la misma base de "pastel de papa" aunque super diferente, eso es genial.

Saludos y cariños, cuando tengas tiempo pásate un ratito a mi cocina, cuandovoyalacocina.blogspot.com

EL PUCHERETE DE MARI dijo...

Que receta tan interesante y todo un descubrimiento para mi como tu blog. Me quedo con tu permiso y te sigo, espero compartir recetas y amistad.
Un beso enorme

Angelica Bertin dijo...

er

Kako dijo...

Bienvenida Mónica!, espero que te sientas muy a gusto en el grupo de cocineros chilenos por el mundo.

Sobre tu receta, yo creo que a todos nos pasaba más o menos igual. Yo odiaba el cochayuyo y no sé si fué el hecho de venirme fuera del país el que me hizo reconciliarme con él, al punto de mandar a pedir unas bolsitas para prepararme ceviche, jejej.
Una delicia tu receta, en cuanto tenga nuevamente lo probaré.
Un beso.

RosaMaría dijo...

Cuánto se aprende en este medio! Imagino que quedará muy bueno. Hermosa tu forma de redactar. Abrazote.