lunes, 5 de diciembre de 2011

El vino


Más que disfrutar de un buen vaso de vino me gusta la cultura desarrollada en torno a este apetecido mosto.Chile es el octavo productor de vino en el mundo y través de programas televisivos se han dado a conocer preciosas viñas que se han desarrollado en diferentes valles como el Valle del Limarí,San Antonio,el Valle de Casablanca,el Valle de Colchagua,el Valle del Maule,en fin la región de Curicó,Bío Bío,Malleco y otras,todas las cuales con su producción vitivinícola han posicionados la imagen del vino chileno en el exterior.
En torno al vino se han firmado importantes tratados y acontecimientos históricos de Occidente.También posee un carácter bíblico dentro de la cultura cristiana y la celebración de la misa.

El vino se produjo por primera vez durante el neolítico, según los testimonios arqueológicos hallados en los montes Zagros, en la región que hoy ocupan Georgia, Armenia e Irán, gracias a la presencia de Vitis vinifera sylvestris y la aparición de la cerámica durante este periodo. La evidencia más antigua de la producción y consumo de vino es una vasija del año 5400 a. C., hallada en el poblado neolítico de Hajii Firuz Tepe, en los montes Zagros.

Los artistas plásticos,los músicos,los poetas,generalmente se han inspirado en el vino para componer sus obras.

Nicanor Parra,poeta chileno,recientemente laureado con el premio Cervantes,escribió estas coplas que aquí les dejo:



Coplas del Vino


Nervioso, pero sin duelo
a toda la concurrencia
por la mala voz suplico
perdón y condescendencia.

Con mi cara de ataúd
y mis mariposas viejas
yo también me hago presente
en esta solemne fiesta.


¿Hay algo, pregunto yo
más noble que una botella
de vino bien conversado
entre dos almas gemelas?


El vino tiene un poder
que admira y que desconcierta
transmuta la nieve en fuego
y al fuego lo vuelve piedra.


El vino es todo, es el mar
las botas de veinte leguas
la alfombra mágica, el sol
el loro de siete lenguas.


Algunos toman por sed
otros por olvidar deudas
y yo por ver lagartijas
y sapos en las estrellas.


El hombre que no se bebe
su copa sanguinolenta
no puede ser, creo yo
cristiano de buena cepa.


El vino puede tomarse
en lata, cristal o greda
pero es mejor en copihue
en fucsia o en azucena.


El pobre toma su trago
para compensar las deudas
que no se pueden pagar
con lágrimas ni con huelgas.


Si me dieran a elegir
entre diamantes y perlas
yo elegiría un racimo
de uvas blancas y negras.


El ciego con una copa
ve chispas y ve centellas
y el cojo de nacimiento
se pone a bailar la cueca.


El vino cuando se bebe
con inspiración sincera
sólo puede compararse
al beso de una doncella.


Por todo lo cual levanto
mi copa al sol de la noche
y bebo el vino sagrado
que hermana los corazones.

6 comentarios:

Tita Cocina dijo...

Me encantó la reseña que nos has dejado sobre el vino. Es muy interesante, no tenía idea que ya en el neolítico se hacía vino....Siempre hay algo nuevo que aprender.
Bs
tita

Isabel - Frabisa dijo...

Es un placer visitar tu blog, me encanta haberte conocido y te felicito por el contenido del mismo.

un beso

Mary dijo...

El mundo del vino es fascinante e interesantísimo...Me ha encantado el regalo de tu visita desde Chile a mi blog, me quedo a seguirte y espero que nos sigamos visitando, encantada de conocerte.

Tita Cocina dijo...

Gracias por tu visita y tus palabritas.
Bs
tita

Perol y Mortero dijo...

Es muy interesante esta entrada, aportas mucho sobre la cultura del vino, y los versos me han encantado.

Un abrazo

Rosario dijo...

Hola Mónica, que bueno haberte encontrado, me encantó tu blog; tu estilo es muy ameno.
Tus publicaciones son muy entretenidas e interesantes, además complementado con buen arte es un placer.
Te invito a visitar mis blogs, tengo uno de recetas y otro de pintura, veo que a tí te gustan ambas cosas.
Te voy a enlazar de todas maneras !!!
Saludos desde Viña del Mar !