lunes, 7 de noviembre de 2011

Comiendo perdices



Allá por la década del 50,era frecuente que en los hogares se cocinaran carnes de caza.En casa de mi tía Elba ésto era así,especialmente porque mi tío Lucho,esposo de mi tía,salía de caza con un grupo de amigos con los cuales se entretenían al tiempo que bebían buenos mostos.En algunas oportunidades cazaban conejos o liebres y en otras perdices.A mi me encantaban estas últimas pues su carne era tierna y su sabor suave.Cuando llegaban las perdices,mi abuela María junto a una nana las desplumaban.
Una vez que estaban limpias,las sazonaban, y en una sartén con aceite, a fuego medio,las doraban ligeramente. A continuación,las colocaban en una olla,añadían el vino blanco,el vinagre,el aceite,los dientes de ajo,la zanahoria,el laurel,la cebolla con el clavo y el tomillo.Luego las dejaban cocer hasta que estaban tiernas.
Cuando llegaba la hora de almuerzo,a cada comensal nos correspondían 2 perdices,las cuales comíamos hasta solo dejar los huesos.Una delicia y un buen recuerdo.

7 comentarios:

AleMamá dijo...

Muy buena receta y lindos recuerdos. Ya que lo trajiste a colación, quiero dejarte el enlace a una historia que escribió mi mamá y que he subido hoy a propósito de la tuya: Día de perdices Ojalá te guste.

Mónica Alvarez Lama dijo...

Ale:
buenísima la historia de tu mamá.Me gustó bastante.

Rosita Vargas dijo...

Buena historia de las perdices yo también las comía de chica,un amigo de papa´las cazaba y recuerdo que eran muy sabrosas,una gran receta,abrazos grandes.

Pastelito Valiente dijo...

En mi tierra llamamos a esta receta "perdiz en escabeche" y está riquísima y acompañada de una historia así más aún. Gracias por pasarte por mi blog .Un beso

Francisca Quintana Vega dijo...

Lo siento...no veo cómo hacerme seguidora. Vendré de todas formas...

Francisca Quintana Vega dijo...

¡¡ya lo vi! Perdona...es que al principio no salió.

nieves dijo...

así es más fácil ser feliz ;-)
que rico, me encanta! Tienes un blog maravilloso, así que me quedo a seguirte para no perderme nada!
Un beso bien grande,
Nieves.
http://igloocooking.blogspot.com